¿Sigues esperando el momento ideal para entrenar?

En casi dos décadas asesorando deportistas de todos los niveles, un denominador común que limita el proceso de desarrollo, es el concepto de “el momento ideal”. Dicho concepto, que podría ser casi utópico en la mayoría de quienes tienen que lidiar con su trabajo, familia, estudio, imprevistos (¡entre tantos!), también contempla las condiciones.

Hay quienes prefieren no entrenar si tenían planificada una sesión de una hora de entrenamiento y podrán disponer solo de la mitad de ese tiempo. También aquellos que, si no realizan determinada sesión en un entorno ideal, optan por no entrenar ese día. Incluso quienes desestiman entrenar si tuvieron algún inconveniente y su indumentaria no es la que consideran ideal. Y la lista sigue y sigue.

Lo cierto es que, en cuanto a hábitos se refiere, la cantidad de tiempo que has estado desarrollando uno, no es tan importante como el número de veces que lo has realizado. Es decir, por ejemplo, realizar solo dos sesiones en condiciones ideales, de siete que tenías previstas esta semana, nunca será mejor que realizar todas, con ciertas adaptaciones, si las circunstancias cambian.

La cantidad de tiempo que has estado desarrollando un hábito, no es tan importante como el número de veces que lo has realizado.

Del mismo modo, tampoco es correcto el caso de aquellos que evitan varias sesiones por preferir no adaptarlas, ya que el tiempo disponible esos días les ha parecido escaso y luego acumulan el 50% del entrenamiento semanal en una sesión muy extensa. Esto es ,además, muy riesgoso.

En este sentido, todo depende de tu capacidad de adaptación y de focalizarte en ir a la acción, repetidamente. Si inviertes mucho tiempo y energía solo en planificar tus momentos ideales pero dichos momentos solo permiten llevar a la realidad un porcentaje muy bajo de tu plan, pues tu barco no te llevará a buen puerto.

Muchos llegan a generar gran ansiedad frente a un “desajuste” en su agenda por cualquier imprevisto que los lleva a paralizarse, dejar de lado el entrenamiento e ingresar en un ciclo que no tiene fin y siempre los regresa al punto inicial.

Dejando de lado a los atletas, que viven de su rendimiento deportivo, la gran mayoría de nosotros debemos enfocarnos más en hacer que en planificar el entrenamiento ideal. O, si lo que buscas es que sea ideal, dejar esa planificación en manos de un entrenador profesional y enfocarnos en la práctica.

Recuerda que un objetivo es una dirección no un destino. Eso te permite mantenerte enfocado en el proceso y en la práctica diaria.

Tanto el tiempo como las condiciones de las que dispones para entrenar no deben ser una limitante o una excusa para no entrenar. Muy por el contrario, deben ser la motivación que conduzca a la búsqueda de una solución para que termines tu jornada con esa hermosa sensación de haberlo logrado, de hecho, aumentada por el desafío.

Incluso unos minutos de entrenamiento, adecuadamente optimizado, pueden llevarte unos pasos más cerca de tu objetivo.

¡Adelante, siempre adelante!

Fede Fader  


¿Necesitas ayuda para llevar un programa de entrenamiento sostenible? Obtén más información sobre mis servicios de planificación del entrenamiento online y seguimiento individualizado.El cupo ahora está lleno, pero hay un acceso cada mes, y la prioridad será para aquellos que lo hayan solicitado primero. Puede ir directamente al formulario de solicitud y le responderé en un plazo de 24 horas.

Si tienes una pregunta solo contáctame y responderé a la brevedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: